Naruto Kage Revolution


Vamos animate toma tu tiempo y registrate en NKR,vale la pena te lo doy por seguro Cool.

Unete y vive tu Gran historia shinobi junto a nosotros.
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» a kien le gusta ???
Vie Oct 10, 2014 11:46 pm por Gin / Kuro

» opening favorito
Vie Oct 10, 2014 11:40 pm por Gin / Kuro

» Play List de NKR
Vie Oct 10, 2014 11:37 pm por Gin / Kuro

» Estatus / Gin (>__<)%♡♥♡
Vie Oct 10, 2014 11:07 pm por Gin / Kuro

» Tecnicas Shinnobi / Rangos / Sugerencia Muy Importante
Vie Oct 10, 2014 8:28 pm por Gin / Kuro

» Sugerencia / Importante
Vie Oct 10, 2014 7:56 pm por Gin / Kuro

» Esqueleto de Ficha.
Vie Oct 10, 2014 7:11 pm por Gin / Kuro

» Presentación
Vie Oct 10, 2014 7:01 pm por Gin / Kuro

» Hola A TODOSS n.n'
Vie Oct 10, 2014 6:51 pm por Gin / Kuro

Relog Ninja

El peor entrenamiento de mi corta vida

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El peor entrenamiento de mi corta vida

Mensaje por Rin Okumura el Dom Oct 31, 2010 11:51 pm

Esperar fuera de la academia era aburrido, necesitaba un poco de acción y ademas necesitaba entrenar un jutsu para el examen. Este jutsu era un jutsu muy poderoso el clan el cual absorbía ataque futon de cualquier rango y de cualquier elemento de rango A para abajo. Principalmente habia decidido entrenar este jutsu por que según mis cálculos aproximadamente el ochenta por ciento de los ninjas que se presentaron al examen chunnin usaban futon o este elemento era su principal, un ejemplo claro de esto era yo, un usuario no especializado del estilo futon, el no especializado se debía a que solo conocía dos técnicas de esta naturaleza.

Me había alejado demasiado de la academia, tanto que llegue a un lugar en el que todo era plano y habia varias rocas aguzadas en la punta, aquel paisaje era tan diferente al que acostumbraba en la aldea de la hierba, tanto era así que no se encontraría ninguna flor en un área de aproximadamente diez kilómetros. Una cosa que impedía parte de mi plan, ¡Conquistar a la secretaria del kusakage!

Tome a Yamato de mi espalda y a la vez tome una flecha de las que poseía, inmediatamente. Coloque aquella flecha en yamato de manera tal de no errar a una roca que habia elegido para mi entrenamiento, esta roca era de un color rojizo y en el lugar donde yo me encontraba era la única de ese color. ¡Era imposible confundirme de roca!

-Al fin algo bueno en este lugar, no es como en la aldea de la hierba que no hay tantas rocas para practicar mis jutsus. Este es el lugar indicado para practicas los jutsus de mi clan, ahora me concentrare en realizar este jutsu he impresionar a la señorita yuuki la cual esta en el carruaje del kusakage observándome.
Espera un momento, por que estoy pensando en ella en un momento tan importante para mi, debo concentrarme en entrenar y no en ella. Lamento el día que me enamore de tan bella e inalcanzable mujer como lo es yuuki…-


Estire la tanza que tenia yamato para lanzar la flecha y esto provoco un gran destello de color azul, inmediatamente al ver que este era azul solté la flecha la cual se aproximo a la roca de color rojo a gran velocidad destruyendo esta. Los pedazos de la roca saltaron por todas partes, habia conseguido destruir esta y además había logrado parte de mi objetivo.
Al haberse destruido aquella roca una flor apareció en su lugar, aquella flor alguna vez fue apresada por la roca quedando intacta a los cambios de la naturaleza, si no me equivocaba se trataba de una flor de loto, una flor que solo florecía una o dos veces al año y ademas florecía en los lugares menos esperados, como en aquel lugar. La flor era de un color blanco y en los bordes rosas, una flor perfecta para demostrarle mi amor a la hermosa yuuki.

Camine lentamente hacia aquella flor tomándola delicadamente de su tallo y cortándola del mismo modo, ya con la flor en la mano me acerque lentamente al carruaje mirando hacia el piso, de este mismo modo golpee la puerta del carruaje provocando que la bella joven abriera esta, inmediatamente esto sucedió la flor de loto estaba a unos pocos centímetros de la cara de yuuki la cual se sorprendió y dejo ver en su hermoso rostro una leve sonrisa ademas de que se puso un poco roja.

-Esto es para usted señorita yuuki, espero que le agrade este tipo de flor. La verdad me fue muy difícil conseguir una en este lugar.-

Dije en un tono nervioso mientras yuuki me miraba sin saber que responder, aunque esto cambio de un momento a otro…

-Gracias joven rock, pero lamentablemente yo soy la actual pareja del kusakage por lo que no puedo salir contigo, ademas la diferencia de edad entre nosotros es bastante. Tú tienes como doce y yo dieciocho, la relación que pretendes no funcionara de ninguna manera. Espero que entiendas estas palabras y que te marches a seguir tu entrenamiento.-

Decepcionado por las palabras de la mujer la expresión en mi rostro se cambio a la misma y ya no tenía la sonrisa que poseía al entregar la flor, mi corazón estaba partido en aquel momento… la mujer a la cual amo no puede estar conmigo por que ya se encuentra en una relación y para rematar tampoco podia estar conmigo al tener cuatro años mas que mi persona.
Todo estaba en mi contra en aquella relación, pero a pesar de eso seguiría intentando conquistar a yuuki hasta el punto de convertirla en mi esposa algún día. Para que la secretaria no se diera cuenta de mi estado actual intente decir una palabras en tono fuerte pero estas salieron en un tono melancólico por lo ocurrido.

-No se preocupe señorita yuuki, por lo que veo en su corazón no hay espacio para mí. Pero hay una estrella brillando dentro de mí simplemente por saber que al morir el kusakage usted quedara libre y tendré una oportunidad al cumplir la mayoría de edad.-

Aquellas palabras para algún espectador casual hubieran resultado maniacas, pero yo sabia que la señorita yuuki entendería lo que sentía y ademas que no atacaría al kusakage simplemente para poder ser su enamorado, o por lo menos no hasta cuatro años…

Camine alejándome del carruaje el cual ya habia cerrado su puerta pero su ventana estaba baja, la joven yuuki me observaría desde este en mi entrenamiento y me ayudaría en caso de ser necesario, cosa que de seguro fingiría para estar cerca de ella un poco mas de tiempo.

-Como puede ser que una mujer me rompa el corazón de esta manera, siento un puñal en mi corazón que me esta lastimando sin hacerme una herida, ahora entiendo como se sentía Naruto Uzumaki con respecto a Sakura Haruno.-

Con yamato nuevamente en mis manos puse una flecha en la especie de hilo de este arco y empecé a estirarlo lentamente provocando así un destello de color negro vacio, este no era el color que necesitaba. Yo quería un color azul brillante que representaba el jutsu que quería lograr entrenar, este color representaba al dragón azul majestuoso el mejor jutsu contra usuarios Futton creado por mi clan.

En aquel momento no pensé en dejar de concentrar mi chakra en la flecha, más bien pensaba en lanzarla y que yuuki apareciera para ayudarme con mi entrenamiento, cosa que no sé cuando sucedería pero sabía que debía hacer qué no me saliera el jutsu para el objetivo ya mencionado varias veces.

Puse otra flecha en Yamato intentando fallar nuevamente, pero esta vez no seria así, inmediatamente comencé a concentrar chakra y la flecha desprendió un color azul resplandeciente como el que describía el antiguo pergamino del clan Howard entregado por mi padre. Inmediatamente solté la flecha para evitar confusiones ya que el jutsu de mi clan llamado dragón Azul también desprendía un destello azul pero no era de costumbre en este jutsu un azul tan resplandeciente.

Inmediatamente solté la flecha y un dragón de color azul brillante con algunas manchas de color blanco brillante al igual que el color azul salio disparado hacia una roca, este dragón era tan grande que ocupaba unos diez metro cuadrados de ancho y de largo era imposible de medir, pero de algo estaba seguro. ¡Era el dragón más grande que habia visto en toda mi vida!

Al cabo de unos segundos de que la gran hazaña fue echa yuuki apareció detrás mió y me felicito por poder realizar tal obra de belleza, ademas me dijo algunas otras palabras sobre el dragón azul majestuoso.

-genial joven rock, ese dragón es tal bello que me gustaría verlo otra vez si es posible. Pero en caso de no serlo esperaría verlo en el examen chunnin.-


Mi cara se puso roja al ver a la secretaria con su atuendo típico y su pelo lacio rubio que le llegaba un poco mas de la cintura ademas de que tenia la flor de loto blanca enredada en el pelo, realmente era demasiado bella y perfecta para decirle que no podia ver el dragón azul majestuoso nuevamente.

-claro mi bella princesa de las nieves, veo que te has puesto la flor que te regale en el pelo. Realmente te sienta demasiado bien como para ser cierto.-

Tome otra flecha y la puse nuevamente en Yamato, instantáneamente concentré parte de mi chakra restante en esta produciendo un destello azul pero esta vez no era tan brillante como el del Dragón azul majestuoso, es mas al lanzar la flecha el dragón no brillaba y era solo del color azul. Realizar aquel jutsu la primera vez fue pura suerte de principiante y debía seguir entrenando el dragón azul majestuoso a como diera lugar para la segunda fase del examen chunnin que según el Kusakage iba a ser de supervivencia pero aun no sabia donde.

-Lo lamento yuuki no se por que en este momento no puedo realizar el dragón azul majestuoso. Te he defraudado y te he hecho caminar hasta aquí para nada y eso es demasiado castigo para mi persona, le ruego señorita yuuki que se aleje lo mas posible de este lugar y me deje solo unos instantes para reflexionar y pensar una estrategia para que mi técnica ocurra.-


El aquel momento yuuki se puso algo triste, pude notarlo en su rostro al instante pero no podia hacer nada por ponerla contenta. Por lo menos no podia hacer esto de momento…
Yuuki emprendió camino hacia el carruaje el cual estaba a unos metros de donde yo me encontraba entrenando y una vez arriba de este viajo rumbo a la academia ninja de la roca donde esperaría a la segunda fase del examen chunnin.

Mientras tanto yo me quede en las laderas con dos anbus los cuales me seguían a todos lados a petición del kusakage, una buena decisión de su parte ya que si fuera por mi no iría a estos simplemente por el dolor en mi corazón que me causaba el rechazo de yuuki.

Nuevamente tome a Yamato para seguir practicando pero unas personas indeseadas aparecieron en el lugar. Eran alrededor de diez bandidos prevenientes de la aldea de la Hierba los cuales ya habían intentado conseguir mi arco antes, pero habia algo extraño en ellos, parecía como si hubieran perdido la razón ¡Ya no parecían seres humanos!

-¿Qué es lo que quieren, acaso no les di una lección en la hierba?-

Aquellas fueron las únicas palabras que pude pronunciar ante el acto de los jóvenes los cuales no respondían mis palabras y se acercaban a mi persona como si nada hubiera ocurrido.

-¡Respondan malditos inveciles!-

Que aquellas personas no respondieran me intrigaba ademas de que me hacia enfurecer mucho mas, pero tenia algo a mi favor los anbus que me protegían. Inmediatamente mire a los bandidos nuevamente habían desaparecido convirtiéndose simplemente en mariposas multicolores, algunas de estas era de color violeta mientras que simplemente tres de estas eran de un color blanco brillante.

El pánico tomo posesión de mi cuerpo al ver como algunas de las mariposas violetas se acercaban a uno de los anbus y se lo devoraban completamente vivo mientras este suplicaba compasión y piedad ante tal acto de barbarie, aquellas mariposas eran pequeñas pero muy letales y en gran numero era muy poderosas.

Cuando la muerte de uno de los anbus ocurrió observe al otro el cual de la misma manera estaba siendo comido y gritaba al aire en parte por piedad y en otra parte por el inmenso dolor que estaba sufriendo. El segundo anbu estaba sufriendo mucho más que el primero…

Las mariposas se alejaron del primer y segundo anbu y solo quedaban sus mascaras y parte de su ropa, todo su cuerpo habia sido comido. Pero por alguna razón ahí estaba yo arrodillado en el piso con mis manos en mi cabeza intentando asimilar lo que habia pasado. ¿Acaso yo seria la siguiente victima de las mariposas carnívoras?

No podia estar seguro de esto, de lo único que podia estar seguro era de que debía reaccionar y acabar con aquellas mariposas lo antes posible, con esta idea en mente tome a yamato con ambas manos y un dragón de color negro vació salio disparado hacia las mariposas destruyendo gran parte de estas excepto las de color blanco brillante, unas con alas de fuego y algunas de las violetas que se refugiaron detrás de la blanca. Al ver aquello me quede sorprendido, mi mejor jutsu habia sido bloqueado por las mariposas de gran tamaño acaso ¿No habia forma de vencer en la lucha contra las mariposas?

-Como es posible que hayan podido soportar el dragón negro, esto no puede estar sucediendo. Solo me queda una oportunidad para vencer a estas mariposas y es utilizar el Dragón Azul majestuoso para destruir las Mariposas.-

Me pare lentamente aun con Yamato en las manos y puse mi ultima flecha en el arco extendiendo este lo mas posible mientras activaba mi doujutsu e intentaba no fallar a aquellas mariposas sabiendo que era la ultima oportunidad que tenia para no morir en aquel lugar.

-¡No moriré aquí, aunque sea lo ultimo que haga acabare con estas mariposas!-


La flecha desprendió un color azul brillante y al ser soltada el gran dragón azul con manchas blancas brillantes apareció, al fin habia logrado realizar el jutsu deseado pero esto aun no acababa. Ahora debía rezar para que el dragón acabe con las mariposas, lo que efectivamente sucedió cuando las mariposas que se dirigían a mi chocaron contra el dragón y desaparecieron en este sin dejar rastro alguno de lo que sucedió en aquel lugar, pero antes para rematar el gran dragón emprendió vuelo hacia el cielo mostrando toda su belleza a la gente en el alrededor.

Tras todo el arduo entrenamiento y la lucha caí al suelo derrotado por el cansancio y termine durmiendo en el lugar de la escena más horripilante de toda mi vida, el lugar donde había visto morir espantosamente a dos anbus. Pero todo esto cambiaria al despertar ya que al hacerlo lo primero que vi fue un hermoso pelo de color amarillo el cual ocultaba la cara de la dama a cual amaba, este rostro era el de la hermosa yuuki la cual me llevaba en el carruaje hacia la academia de la roca para que haga la segunda parte del examen ademas de para contarle al kusakage lo ocurrido.
De seguro vio el dragón que tanto deseaba y fue hacia las laderas para buscarme
_____________________________________________________
Ryū Ao Yūdaina – [Dragón Azul Majestuoso]
El ninja pone una flecha en su arco especial, esta flecha comienza a desprender un destello azul muy brillante, al soltar la flecha esta se convierte en un dragón azul brillante con pequeñas manchas blancas este dragón de gran tamaño el cual se dirige hacia el enemigo a gran velocidad, este dragón puede absorber ninjutsu de rango A Para abajo y ninjutsu rango S estilo Futton. Este dragón puede ser controlado aplicando bastante chakra para que el enemigo no pueda esquivarlo. Este dragón al golpear al enemigo quema al enemigo y lo rostiza literalmente.
Rango: S
Tipo: keken genkai
Chakra: 200 + 100 por controlarlo.

en caso de que me falten lineas me avisan y edito

Rin Okumura
Anbu de la hierba
Anbu de la hierba

Cantidad de envíos : 105
Fecha de inscripción : 15/05/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El peor entrenamiento de mi corta vida

Mensaje por Luke el Lun Nov 01, 2010 1:20 am

Aceptado
bono:
+ 60 chakra
+ el jutsu

Luke
Gennin de la nube
Gennin de la nube

Cantidad de envíos : 177
Fecha de nacimiento : 04/11/1991
Edad : 25
Escorpio Fecha de inscripción : 30/09/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.